El reto de la educación

27 NOVIEMBRE 2015

Qué poco me queda para dar a luz a mi segunda hija… Ya estoy de siete meses y medio pero me siento como si estuviera de nueve. Todavía no tenemos nombre para ella y me da un poco de pena ya que con Manuela, mi primera hija, lo tuvimos claro desde el primer momento. Manuela es un nombre que me acompaña desde siempre, no sólo porque está en mi familia si no porque simplemente me encanta. Es poderoso, clásico y a la vez especial. Espero que no tardemos mucho en encontrar el nombre, aunque me temo que acabaremos teniendo que verle la cara para decidirlo.

Me vienen a la cabeza tantos pensamientos… ¿Cómo será? ¿Qué relación tendrán mis hijas entre ellas? ¿Cómo de parecidas o diferentes serán? ¿Cómo conviviremos entre nosotros?…

Por no hablar de los celos. Imagino que como cualquier pareja que se enfrenta a un segundo hijo, tenemos muy presente este tema y hablamos y pensamos en cómo gestionar lo que se nos puede venir encima con Manuela ya que es puro carácter. Tenemos que encontrar el cómo aplicar una fórmula de convivencia en la que creemos firmemente: buscar momentos únicos de a dos para compartir y crear lazos con cada una de nuestras hijas por separado, además de en familia. Pensamos que es algo que nos puede favorecer no sólo en el tema de los celos si no también para crear diversas vías de comunicación entre nosotros. Me reconforta ver que Manuela, con tan sólo 22 meses, es una niña que escucha e incluso parece que reflexiona, es despierta, no vive hacia dentro si no hacia fuera, le importa lo que sucede a su alrededor y reacciona de forma amorosa y empática en muchas situaciones que espero las aplique a la relación con su hermana. Y cómo no, también puedo recurrir a lo que podría decir la página 1 del “Manual de la llegada del hermanito”: Haz partícipe al mayor compartiendo contigo los cuidados del pequeño.

¡Ay madre, qué de responsabilidades! Pienso… ¿cubriremos sus necesidades de desarrollo intelectual, tendremos suficiente pedagogía, mantendremos la paciencia, educaremos a través del juego y la motivación…? Y me abrumo, ya que siendo madre trabajadora me doy cuenta de lo realmente difícil que es sacar tiempo para ser esa súper mami que quisiera. Así que más vale que me relaje y, como todo hijo de vecino, lo haré lo mejor que pueda, dando muchos besos, mimos y cariños como los que me dieron a mí.

Intento leer, informarme y aprender sobre el funcionamiento y desarrollo de ese músculo que tenemos ahí arriba, el cerebro. Te dejo un par de recomendaciones: el libro El Cerebro del Niño de Daniel J. Siegel e indagar en el mundo de la Neurolingüística (PNL), algo que estoy descubriendo.

¡Suerte a todas las mamis y papis!

V.


QUIZÁ TE INTERESA…

   

El colegio perfecto
En el momento de buscar el colegio perfecto para tus hijos surgen multitud de dudas. ¿Tradicional o metodología alternativa? ¿Método Doman, Waldorf,...?

   

Los libros de Manuela
Pienso que la sensibilidad y criterio estético también se educa. Por eso además de buscar mensajes educativos con los que me identifico, busco belleza.

Una oda a las madre | Vanesa Lorenzo
   

Una oda a las madres
Ser madre es el cambio más fuerte por el que puede pasar una mujer, tanto física como emocionalmente. El post de hoy es una oda a las madres.


COMPARTE TU OPINIÓN

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Maite 27 noviembre, 2015

Hola Vanesa,
Soy madre de dos hijos, y cuando nacieron yo trabajaba. Es duro, encaje mal los horarios, celos del mayor y noches sin dormir. Y por mucho que leía libros o hablaba con adultos no solucionaba los problemas. Hasta que aprendí a escucharles. El trabajo de los pedagogos es importante, pero lo es más el de los niños. Un niño está bien si su madre lo está. Puedes hacer muchas cosas mientras que el vínculo madre e hijos sea fuerte. Animo.


Responder
Vanesa Lorenzo 3 diciembre, 2015

Hola Maite,
Que gran consejo!
Gracias y un abrazo,
V


Responder
Damel 27 noviembre, 2015

Que hermosa foto. Si me permites un consejo…no te agobies tanto… Dicen q con el segundo es mas relajado ya q lo primerizo lo pasastes…. Esres una super i ya con tu otra beba y esta ira mucho mejor. Trata de relajarte porq ellos lo sienten…. Ella ya sabe q eres una super mami asi q disfruta estos ultimos mesesitos con tu primera princesa. Besos


Responder
Vanesa Lorenzo 3 diciembre, 2015

Hola Damel,
Totalmente. A relajarse y disfrutar de la primera princesa que le queda poco para estar como única reina en casa.
Un abrazo,
V


Responder
matilde 27 noviembre, 2015

Que de dudas nos asaltan! La verdad que la llegada de un segundo hijo es abrumadora en aspectos muy diferentes al primero. Celos tendrá Manuela pero cuanto más partícipe la hagais de su nueva hermanita antes desaparecerán. Yo también veo muy importante dedicarles a cada uno su tiempo aunque al principio es difícil pues ya sabes lo absorbente que es la crianza. Mucho ánimo y paciencia que ya verás como lo haceis genial, al final es verdad que más vale la calidad que la cantidad y lo importante es llenarlos de besos, jugar con ellos y hacerlos a ellos importantes


Responder
Vanesa Lorenzo 3 diciembre, 2015

Hola Matilde,
Exactamente esa es la palabra, ¡absorbente! Así es la crianza. Paciencia y mucho amor.
Un abrazo,
V


Responder
Marta 27 noviembre, 2015

Muchas gracias Vanesa, estoy embarazada de 3 meses y tengo un nene de casi 20 meses por lo que todos tus comentarios y experiencia me van muy bien para todo lo que me viene por delante. Lo dicho: INFINITAS GRACIAS. 🙂


Responder
Vanesa Lorenzo 30 noviembre, 2015

Hola Marta,
Me alegra saber que mis reflexiones y propias experiencias os sirven de ayuda. Tenemos que ayudarnos entre todas las mamis, jejeje.
Un abrazo,
V


Responder
Verónica Bernabé 27 noviembre, 2015

Hola Vanesa! Felicidades por el blog, decirte que me encanta, es un blog especial, muy cuidado, sincero y escrito desde el interior. 🙂

Nunca he escrito ningún comentario, pero al hablar de Manuela…. me he sentido totalmente identificada contigo, coincidimos en varias cosas 🙂 es como si me hubieses quitado las palabras de la boca en cuanto a los pensamientos con respecto al nombre de Manuela.
Ese nombre también está en mi familia y mi hija también se llama Manuela, teníamos claro desde el principio que si teníamos una niña se llamaría así y creo que tu lo has definido a la perfección, “Poderoso, clásico y especial”.

Desearte lo mejor en tu recta final! y gracias por el blog.

Verónica.


Responder
Vanesa Lorenzo 3 diciembre, 2015

Hola Verónica,
Me hace mucha ilusión leer tus palabras ya que mi intención con este blog es compartir desde la sinceridad y el interior.
Que bueno que tu niña también se llame Manuela!
Un abrazo,
V


Responder
Mag 27 noviembre, 2015

Hola Vanesa, me encanta leerte, transmites muchas cosas bonitas,….
Además tenemos en común que estamos embarazadas de nuestro segundo hijo, yo de 7 meses, y tampoco encuentro el nombre para mi chico. Con mi primera hija lo tuve claro, Olivia.
Siento esos mismos miedos a nivel educativo, de encontrar tiempo para ambos niños, de encontrar tiempo para mi pareja,….ufff
Asi que a lo mejor no conseguimos ser unas super mamis, pero seguro que si queremos seremos unas grandes mamis.
Saludos.


Responder
Vanesa Lorenzo 30 noviembre, 2015

Hola Mag,
Muchas gracias por tus palabras y ánimos.
Está claro que entre todas las mamis tenemos que apoyarnos!
Un abrazo,
V


Responder
JulsB 27 noviembre, 2015

¡Qué identificada me siento leyendo esto! Soy pedagoga, educadora y maestra, y madre de un peque de 14 meses.
Y aunque la teoríame la sepa de memoria, y guiando a los padres me sienta muy segura de mis decisiones, cuando cruzo la puerta de casa me invaden todos los miedos.
¿Lo haré bien? ¿Tengo poca paciencia? ¿Estoy aplicando bien las pautas que doy a diario a padres y maestros? ¿Le estimulo suficiente? ¿O demasiado?

Y al final todo acaba en una misma respuesta: hay tantas formas de educar a los niños como padres hay en el mundo. Y todas valen, porque todas buscan lo mejor para los pequeños. Basta con sentarnos con ellos e intentar comprender su mundo. Volver a ser niños por un rato…

Por si te sirve de ayuda sigo una página de facebook y blog que se llama “malas madres” que nos quita presión recordandonos que somos madres, no superwomans. Y además es divertido.

Muchos besos!


Responder
Vanesa Lorenzo 3 diciembre, 2015

Hola Juls,
Pues no sabes qué reconfortante es escuchar desde alguien como tú, con profesión en el campo de la educación, que también le invaden los miedos.
Gracias por los consejos!
Un abrazo,
V


Responder
awatui 27 noviembre, 2015

estoy segurisima q vas a ser una supermami!;!; lo q te conozco desde q empezaste este blog m pareces una gran persona, q amas a tu familia y estoy segura d q va a ser fantastico! muchas gracias d nuevo x mostrarnos otra parte de ti. un besazo y mucho amimo!!


Responder
Vanesa Lorenzo 30 noviembre, 2015

Hola Awatui,
Muchas gracias por tus ánimos y palabras.
Un abrazo,
V


Responder
Raquel 27 noviembre, 2015

Hola vanesa!
Jo també soc mare treballadora i amb dos nens que també es porten poca diferència d’edat. També estava molt preocupada per si ho faria bé amb el segon i com portariem els gelos. Ara, 3 anys després et dic que segur que he fet coses bé i d’altres malament, però sempre tot el que faig ho faig pensant amb ells. Sempre estem aprenent a ser pares, no creus? I també ens equivoquem, així és la vida! I que bonic és veure la relació de germans, això és únic. Des del moment que neixi la teva petita experimentaràs un amor incondicional per totes dues (tot i que et confessaré que jo la primera nit la vaig passar plorant perquè sentia que abandonava el meu príncep gran. El que fan les hormones!)
Hi ha moments durs i d’altres de molt dolços però sobretot gaudeix del moment!
Una abraçada


Responder
Vanesa Lorenzo 3 diciembre, 2015

Hola Raquel,
És cert que com a pares hem d’aprendre dia a dia ja que els nostres fills passaràn per moltíssimes fases i edats diferents. Però què bonic! Així és la vida, aprendre durant el camí.
Em fa molta il·lusió el que comentes, veure la relació entre germanes. Gràcies per compartir moments tan ínitms.
Una abraçada,
V


Responder
atabara 27 noviembre, 2015

siempre que mi hijo de 2 meses me deja te leo. ni que decir tiene que me encanta ver como tus preocupaciones son las de cualquier madre que quiere lo mejor y la mejor educacion de su hijo. m planteo mas adelante darle un hermano a Ernesto y pienso lo mismo aun siendo pedagoga no se si lo hare bien lo que si sé, es el amor que le dare.
un beso y siempre atenta a tus post.
gracias


Responder
Vanesa Lorenzo 30 noviembre, 2015

Hola Atabara,
Muchas gracias por seguir el blog aunque sea a ratitos jeje Qué bien que tu profesión pueda aportarte tanto para el cuidado y educación de tus hijos!
Un abrazo,
V


Responder
María José 27 noviembre, 2015

Hola Vanesa:

Suelo pasarme por tu blog de vez en cuando pero ésta es la primera vez que te escribo, me parece super auténtico y bonito este post! Fui mamá por primera vez con 39 años y ahora, rebasados los 40, quiero volver a serlo de nuevo, cosa algo difícil, como todas sabemos. El caso es que mis miedos se encaminan hacia otro lado y son del tipo “¿Seré capaz de abarcarlo todo”? “¿Seré capaz de criar y amar como hasta ahora a mi primogénito y al segundo?” “¿Dejaré de lado a alguno de los dos?? Yo no tengo ayuda de ningún tipo. No existen las super mamás, Vanesa, y los papás y mamás, lo hacemos lo mejor que podemos y creemos más allá de cualquier tipo de tendencia, más o menos natural, más o menos respetuosa, ¿ok?? 😉
pd: Ya me he leído “El Cerebro del niño, me encantó, lo tengo siempre a mano y la hoja para la nevera, ya está en la nevera jejejee … Ahora tengo pendiente leerme”Disciplina sin lágrimas” de los mismos autores…a ver si me pongo una noche de éstas.
Besos, bonita!


Responder
Vanesa Lorenzo 3 diciembre, 2015

Hola María José,
Gracias por seguir el blog. Me alegra encontrar a personas con las que compartir vivencias y reflexiones.
Al final lo que realmente importante es el amor, aunque suene a tópico. Eso es lo que creo… como bien dices, no somos ni super mamás ni super papás!
Un abrazo,
V


Responder
Jan 27 noviembre, 2015

Siempre te leo pero nunca pongo nada porque te lo digo en persona. Pero Este se merece comentario publico.
Se que todo lo que dices, no solo es verdad sino que reconforta mucho como padres que somos ver que el mito de Super papi o mami es agotador y tendencioso, casi imposible de cumplir con la expectativa. La humildad de decir que hacemos lo que podemos rebaja un poco esta expectativa tan difícil de cumplir, y eso con la mejor intención y acompañado de muchos besos no suele fallar
Te quiero , ya lo sabes


Responder
Vanesa Lorenzo 3 diciembre, 2015

Amigo mío!,
Sabes que disfruto de nuestra amistad cada día más y una de las cosas que más nos une es el momento vital por el que estamos pasando, aprendiendo a ser padres.
Estoy muy orgullosa de ti y quiero que lo sepas.
Te quiero,
V


Responder
Cristina 27 noviembre, 2015

Querida Vanesa,
Entiendo perfectamente cómo te sientes, mi caso es muy parecido al tuyo en cuanto a tiempo entre mis hijos. Y he de confesarte que sorprendentemente el que es el mayor reaccionó mucho mejor de lo que esperaba; es decir, creo que se mezcló la crisis de los dos añitos mas que el hecho de tener un bebé en casa. Ahora mismo el bebé que tiene un mes de vida no parece que sea ‘rival’ de mucho. Así que sinceramente tan sólo he notado más demanda de mimos quizás que antes, aunque ya de siempre ha sido así el mayor. Lo que si más tozudez y berrinches a la negativa de satisfacer sus deseos pero eso son los dos años y quizás un poquito de ‘fred de peus’ que decimos en mi casa. Lo del nombre idem, con el primero super claro y el segundo nombre una dificultad increíble hasta casi el final. Sugerencias de nombres por proponerte y asi puedas descartar: Carlota, Violeta, Maria, Abril, Valentina, Maya, Matilde, Amalia, Blanca, Olivia, Gabriela, Simoneta, Alexa, Roberta, Micaela.

Como siempre yo te recomiendo de veras que te leas el libro de Isabelle Filliozat. El del cerebro del niño” me pareció demasiado americanoide e imposible de aplicar a la práctica. Los niños no pueden entender en medio de un rabieta si es su cerebro de arriba o de abajo el que le hace comportarse de det. manera, estos argumentos tan de psicoanalizarse no me convencieron para la práctica. Quizás si para entender su conducta pero no muchas, no me convenció. Eso si hazte con este otro de veras que os encantara. A mi pareja le resulto también útil e interesante.

Un beso preciosa, y perdona por el rollazo niña.
http://www.casadellibro.com/libro-no-mas-rabietas-claves-para-evitar-y-solucionar-los-conflictos-c-on-tu-hijo/9788497545846/1950424#


Responder
Vanesa Lorenzo 3 diciembre, 2015

Hola Cristina,
Parece que nadie se salva de lo que llaman los americanos “The terrible twos”!. Siempre pienso… paciencia y más paciencia.
Gracias por todas las recomendaciones. Os agradezco mucho los comentarios que me estáis mandando tan sinceros. Son muy bonitos!
Un abrazo,
V


Responder
Ana 28 noviembre, 2015

Gracias por compartir tus inquietudes. Mucha suerte y fuerza para esta recta final de embarazo. Seguro que tendrá un nombre muy bonito!!!


Responder
Vanesa Lorenzo 30 noviembre, 2015

Hola Ana,
Muchas gracias por tus ánimos y seguir el blog.
Un abrazo,
V


Responder
Noa 28 noviembre, 2015

Tienes razón es complicado, cuando nació mi segunda hija su hermana se convirtió de repente en la mayor y la cuida la besa y la quiere con locura aunque como todos los hermanos de vez en cuando sale la vena de los celos la cual dura poco, yo siempre pienso que los celos son buenos en una medida justa porque significa que se quieren y al ser tan pequeñas solo tienen esa forma de expresarlo. Pero bueno lo importante es sentir que lo haces lo mejor que puedes y el futuro te dirá si es así. Enseñarles a compartir y a ser buenas personas lo demás dependerá de ellas. Besos el post genial!!!!


Responder
Vanesa Lorenzo 3 diciembre, 2015

Hola Noa,
Que buena reflexión haces. Déjame añadir una cosa: pienso que expresar sentimientos, sean los que sean, de forma libre es lo mas importante. Tenemos que ayudarles a enterderlos y gestionarlos, nunca castrarlos.
Un abrazo,
V


Responder
marisa gv 29 noviembre, 2015

Te recomiendo “Todos los niños pueden ser Einstein”, de Fernando Alberca de Castro.


Responder
Vanesa Lorenzo 30 noviembre, 2015

Hola Marisa,
Tomo nota de tu recomendación.
Muchas gracias!
Abrazo,
V


Responder
Diana 29 noviembre, 2015

Hola Vanesa! Nosotros tenemos a Lucas y Teo de cinco y casi dos añitos…recuerdo el día antes de tener a Teo que me invadía un sentimiento de tristeza porque ya Lucas no iba a tener toda mi atención…Nostros siempre intentamos buscar momentos solos con cada uno: ir con Lucas a ver una peli y a cenar pizza porque Teo aún es chiquitín, hacerle partícipe del cuidado del pequeño….no hay una fórmula mágica y ellos pasan por distintas etapas…el libro está bastante bien…al final es intentar aplicar el sentido común y hacerlo todo con mucho cariño! Disfruta de la recta final! Besos.


Responder
Vanesa Lorenzo 30 noviembre, 2015

Hola Diana,
Muchas gracias por compartir tus pensamientos y experiencia. Reconforta saber que la fórmula en la que creemos puede funcionar a pesar de que cada niño es un mundo.
Un abrazo,
V


Responder
Iratxe 29 noviembre, 2015

Hola Vanesa!!Me siento tan identificada contigo!!Tengo dos niñas que se llevan 2 años y 8 meses, algo más de lo que se llevarán Manuela y la pequeñita sin nombre,jeje.Laia ahora tiene 3 años y medio y Martina 10 meses,y es tan bonito ver cómo crecen juntas que me alegro muchísimo por vosotros.Nosotros tuvimos los mismos quebraderos de cabeza,nos hicimos las mismas preguntas,y todo pasa!!Laia lo pasó mal sobre todo con el pecho,que es muy duro para una niña tan pequeña,ver como su Amatxu le da de comer a su hermanita toooooodo el rato,como decia ella….Pero aquello pasó, y ahora se adoran.Martina muere por su hermanita mayor,la busca constantemente…. Y Laia,mi pequeña….es una campeona que ha sabido superar sus miedos y amar y cuidar a su hermanita.Un beso muy grande y disfruta de tus princesas


Responder
Vanesa Lorenzo 30 noviembre, 2015

Hola Iratxe,
Muchas gracias por compartir tu experiencia. Muero de ganas por ver a mis dos niñas crecer juntas!
Un abrazo,
V


Responder
lautxiki 30 noviembre, 2015

¡Hola Vanesa! Yo también tengo las mismas dudas que tú ya que tengo una pitufa de 22 meses y en el mes de febrero vuelvo a ser mami, pero ésta vez de de un chico. Me entran mil dudas de como va a reaccionar mi hija cuando vea que ya no va a ser la única tronista de la casa, sobre todo al principio cuando es una situación nueva para todos y además las mamis estamos un poco peor por el tema de la recuperación después de dar a luz. Supongo que con mimitos y un poco de paciencia irá todo sobre ruedas. ¡Un besazo y muchos ánimos!


Responder
Vanesa Lorenzo 3 diciembre, 2015

Hola Lautxiki,
Gracias por seguir el blog!
Tú lo dices bien, mimitos y mucha paciencia.
Ánimos para ti también.
Abrazo,
V


Responder
Farri 1 diciembre, 2015

Hola Vanesa..
Difícil tarea la de educar a los hijos, no nacemos enseñados, y no existe el manual perfecto para ello. Sin embargo, todo aquello que se hace con cariño, buena voluntad, dedicación, al final tiene su recompensa!! Tengo un hijo de 23 años, en la actualidad estudiando en Sydney, a 19.000Km de casa, nadie imagina lo que le echo de menos, hoy al despertar he recibido este whatsapp: You are the best mum I never can imagine!! (eres la mejor madre que nunca había imaginado)….he sonreído y he pensado ….no lo has hecho mal, buen trabajo!!


Responder
Vanesa Lorenzo 3 diciembre, 2015

Hola Farri,
Qué orgullosa te debes sentir! Creo que un buen futuro es el deseo de todos los padres para sus hijos.
Un abrazo,
V


Responder
Elena 2 diciembre, 2015

Hola Vanesa, he descubierto hace poco tu blog y me encanta!!!! Yo tengo dos niñas que se llevan justo 2 años, Marta y Elisa, ahora tienen 5 y 3. Cuando iba a tener la segunda me lo pusieron fatal, y luego no fue para tanto. Ahora se adoran, aunque discuten porque son muy dsitintan, pero se lo pasan muy bien entre ellas. Ya verás qué bonita es la relación de hermanos. Tengo una pregunta para tí. A nivel físico, has notado diferencia en los embarazos? Yo sí noté en el segundo que era un poco más mayor, no sóloq ue tenía q cuidar de una niña pequeña, pero también que el cuerpo no es el mismo. Te pasa a tí?


Responder
Vanesa Lorenzo 3 diciembre, 2015

Hola Elena,
Gracias por animarte a comentar. Qué ganas tengo de ver a mis dos niñas juntas…
Sobre tu pregunta: sí, me estoy notando mucho más cansada precisamente por lo que tú dices. Al tener al pequeño terremotillo en casa me cuesta más encontrar momentos para descansar.
Un abrazo,
V


Responder
Cristina 3 diciembre, 2015

Gracias por compartir tu visión de tantos temas. Aprecio que te preocupes por los temas que tratas en el blog y que procures utilizar el idioma en el que escribes correctamente. Al leer tus artículos tengo la sensación de escuchar a una persona interesante e interesada por el mundo que le rodea, además de por hacer las cosas bien.
Un abrazo,
Cristina


Responder
Vanesa Lorenzo 3 diciembre, 2015

Hola Cristina,
Muchas gracias por tus palabras, no sabes qué energía me dan y me reafirman en mi ilusión de escribir este blog desde la honestidad.
Un fuerte abrazo,
V


Responder
Sonia 3 diciembre, 2015

Hola Vanesa.Lo primero desearte mucha suerte en esta etapa final del embarazo , y transmitirte mis más cariñosos deseos de que salga todo genial. Felicitarte por esa gran alegría que va a llegar a casa. Luego, decirte que seguro que vas a desempeñar el papel de mamá estupendamente. Ya tienes precedentes de una niña preciosa y muy bien educada. Miedos? Normal. Pero yo creo que se va viendo día tras día. Cada niño tiene su carácter y personalidad.Pero si tienen a alguien que les sepa guiar, sale rodado. Aunque ,en tema de educación no hay descanso.Se debe dedicar mucho tiempo, paciencia y amor. Estoy segura que una mujer tan preparada como tú, lo vas a hacer perfecto. Un abrazo enorme


Responder
Vanesa Lorenzo 3 diciembre, 2015

Hola Sonia,
Muchas gracias por tus palabras. Queda poquito para tener a mis dos niñas juntas!
Armaremos grandes dosis de paciencia y sobre todo muchísimo cariño. Educar no es tarea fácil!
Un abrazo,
V


Responder
El reto de la educación Qué poco me queda para dar a luz a mi segunda hija… Ya estoy de siete meses y medio pero me siento como si estuviera de nueve. Todavía no tenemos nombre para ella y me da un poco de pena ya que con Manuela, mi primera hija, lo tuvimos claro desde el primer momento. Manuela […] http://www.vanesalorenzo.com/2015/11/el-reto-de-la-educacion/ Qué poco me queda para dar a luz a mi segunda hija… Ya estoy de siete meses y medio pero me siento como si... http://tinyurl.com/gwzlt34 http://www.vanesalorenzo.com/2015/11/el-reto-de-la-educacion/