Aquí y ahora, mi cuerpo y yo

7 ABRIL 2017

Hoy comparto contigo un pequeño experimento creativo.

La postura del Sordo. Una asana que me permite conversar de forma íntima con mi cuerpo, un mindfulness restaurativo. Encuentro el alivio mientras expongo a mi cuerpo a un estiramiento de intensidad brutal.

Me regalo Karnapidasana al final de mi práctica de yoga, antes de regresar de mi asilamiento a la realidad.

Namaste,
V.


COMPARTE TU OPINIÓN

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sara 7 abril, 2017

Brutal! Me encantalegro, te admiro,


Responder
vanesalorenzo 10 abril, 2017

Hola chicas,
Me alegra saber habéis disfrutado de este experimento. Tenía muchas ganas de compartir este otro punto de vista sobre la práctica del yoga, de tono más inspirador.
Un abrazo,
V


Responder
Montse 8 abril, 2017

Este formato de video -el de la postura del sordo- me gusta. La voz y el mensaje transmiten profundidad, serenidad, paz. Poético.


Responder
vanesalorenzo 10 abril, 2017

Hola chicas,
Me alegra saber habéis disfrutado de este experimento. Tenía muchas ganas de compartir este otro punto de vista sobre la práctica del yoga, de tono más inspirador.
Un abrazo,
V


Responder
Anna 8 abril, 2017

Hola Vanesa!
Uau, es impressionant la teva flexibilitat, quina meravella; bé, és el resultat de molta constància i esforç, un camí cap a una mateixa, suposo. Mira, et volia comentar que fa uns 5 mesos que he començat a assistir a classes de ioga. Per mi és tot un món nou per descobrir, que desconeixia completament, i que m’atrau, però he de reconèixer que hi ha moltes asanes que em costen, i a unes quantes els hi tinc molt de respecte, fins i tot por (em refereixo principalment a les postures invertides). Això fa que a vegades surti de les classes amb un sentiment de frustració que em costa gestionar. Suposo que hauré de tenir paciència, però la paciència és una cosa poc comuna en la societat en la que vivim, on tot va sempre tan ràpid, i no hi estem gaire acostumats, em sembla.
Segueixo el teu bloc amb entusiasme, tot el que ens expliques sempre és interessant.

Fins aviat i una abraçada!


Responder
vanesalorenzo 10 abril, 2017

Hola Anna,
Gràcies per les teves paraules i compartir la teva reflexió.
El ioga t’ensenya a gestionar emocions a través d’enfrontar-te a sentiments tan potents com la frustració. Quan t’introdueixes a la filosofia del ioga aprens, entre moltes altres coses, a ser conscient del que succeeix al teu cos i ment, aprens a escoltar-te i analitzar-te per trobar una forma de gestionar les emocions, matèria en la que encara ens queda molt per recòrrer a la nostra societat.
Una abraçada i sort,
V


Responder
Carmen Sánchez 9 abril, 2017

Increíble !!!!
Yo he empezado este año a iniciarme en el yoga.Ojala algún día pueda hacer esto.


Responder
vanesalorenzo 10 abril, 2017

Hola chicas,
Me alegra saber habéis disfrutado de este experimento. Tenía muchas ganas de compartir este otro punto de vista sobre la práctica del yoga, de tono más inspirador.
Un abrazo,
V


Responder
Laura Sanz Borrell 12 abril, 2017

Hola Vanesa! Ante todo gracias por compartir tus experiencias. He llegado a tu blog porque llevo tiempo con la idea de que el yoga tiene que firmar parte de mi vida y por fin empiezo a dar pasos!
Quería hacerte una pregunta. Estoy leyendo tu libro y voy practicando las diferentes asanas. En el caso del niño, siento como ahogo en el pecho y me cuesta seguir la respiración y relajarme. Quizás estoy haciendo algo mal?
Gracias por tu ayuda! Y por tu libro, tan cercano, tan útil…Me encanta!


Responder
vanesalorenzo 20 abril, 2017

Hola Laura,
Bienvenida al blog y gracias por animarte a compartir tu experiencia.
La ejecución de las asanas no deben suponer un sobreesfuerzo más allá del propio estiramiento. Si te presenta dificultad para respirar con normalidad, quizá todavía tu cuerpo no está preparado para relajarse en esta postura. Aunque, me gustaría añadir que muchas veces es nuestra mente la que nos bloquea, y no sólo nos dificulta avanzar hacia asanas más complejas sino que también puede impedir disfrutar del descanso que proporcionan algunas de ellas. Observa cómo afrontas “el niño”, si es una barrera física o mental.
Suerte y un abrazo,
V


Responder
Cristina 14 abril, 2017

Hola Vanesa! En primer lugar felicitarte por tu blog. Me gusta mucho el contenido tan variado que tiene y tu forma de expresarte, sencilla y clara. Hace poco mas de medio año que practico yoga cada mañana y me encanta! Sin embargo, mi esterilla no acaba de convencerme ya que no todo lo antideslizante que me gustaria. Alguna sugerencia de marcas/tipo que hayas provado y nos quieras recomendar? Gracias por tu respuesta y saludos desde Copenhagen. Espero tu libro para este San Jordi 🙂


Responder
vanesalorenzo 9 mayo, 2017

Hola Cristina,
Muchas gracias por las palabras que me dedicas. Me dan energía para seguir adelante compartiendo con todas vosotras.
Me resulta difícil recomendarte una marca de esterilla, ya que durante estos más de 15 años de práctica he ido probando diferentes marcas y la que más me ha gustado es una que compré en Nueva York y no recuerdo dónde. Lo que sí te puedo recomendar, que es casi más importante que la marca en sí, es que tenga un buen agarre tanto al suelo como a tus manos y pies. El grosor no importa, aunque yo las prefiero más finitas porque me permiten estar más en contacto con el suelo.
Un abrazo y suerte!
V


Responder
Gemma 16 abril, 2017

Sin palabras Vanesa… vamos jamás podré hacer algo parecido.
Gracias por tantas cosas que me enseñas.


Responder
vanesalorenzo 19 abril, 2017

Hola Gemma,
Gracias a ti por seguir el blog y dejar un comentario que me llena tanto de buena energía como el tuyo.
Un abrazo,
V


Responder
SARA GRANDA 18 abril, 2017

Hola,

Que maravilla, que gozada de vídeo… muchas gracias por compartirlo. Espero algún día ser capaz de hacer esto, de momento ya se va notando mucho la constancia tanto en equilibrio, como en flexibilidad, y sobre todo la parte mental. Un besin
P.D.: Ojalá verte por Asturias


Responder
vanesalorenzo 20 abril, 2017

Hola Sara,
Gracias a ti por tus palabras y seguir el blog.
Como tu misma ya estás notando, con paciencia y constancia todo llega. Así que ánimos para seguir adelante y poder ejecutar el Sordo algún día pronto.
Un abrazo,
V


Responder
Bego 18 abril, 2017

Hola Vanesa
Me encanta tu blog y me encanta leerte, hoy hace dos meses que decidí empezar a practicar yoga en una escuela de mi ciudad, tú me inspiraste. A día de hoy sólo puedo darte las gracias porque he ganado en salud y en calidad de vida. Un abrazo


Responder
vanesalorenzo 9 mayo, 2017

Hola Bego,
Qué subidón leer tu comentario. Agradezco muchísimo las buenas y bonitas palabras que me dedicas, no sabes cuanto me inspiráis vosotras también para seguir compartiendo en este blog.
Un abrazo fuerte,
V


Responder
Marisa 20 abril, 2017

Me encanta esta postura. Es verdad, a mi también me alivia mucho.
Sabes como podria hacer para practicar Mysore en Sevilla ? Los profesores que hay no son certificados y en internet hay videos pero no recomiendan practicar sólo si eres principiante.
Te admiro mucho Vanesa


Responder
vanesalorenzo 20 abril, 2017

Hola Marisa,
Gracias por seguir el blog.
Siento no poder ayudarte, pues desconozco qué centros de yoga o profesores que impartan Mysore hay en Sevilla. Te recomiendo seguir indagando hasta que encuentres un instructor certificado, o decantarte por otra variante de la práctica física del yoga hasta que superes el conocimiento de principiante y así poder seguir con tu autopráctica.
Suerte y un abrazo,
V


Responder
Bea 21 abril, 2017

¡No puede ser más útil un libro de yoga! Es sencillo pero no simple, bonito pero no superficial y, finalmente, espiritual pero desde la actividad. Enhorabuena y muchas gracias.


Responder
vanesalorenzo 9 mayo, 2017

Hola Bea,
No sabes qué subidón al leer tus palabras. Me emociona que percibáis de esta forma mi libro, pues es así como lo concebí en mi cabeza y han sido casi dos años de trabajo para materializarlo del mismo modo.
Espero que encuentres en él una guía que te acompañe por muchos años.
Un abrazo fuerte,
V


Responder
Diana Martin 28 junio, 2018

Te admiro, Vanesa. Empecé a seguirte el año pasado, aunque por supuesto te conocía de mucho antes, realmente desde que ganaste o quedaste finalista del concurso Elite look of the year…. pero empecé a interesarme por el yoga gracias a ti, como ya te dije por FB (creo) compré tu libro y empecé a practicar en casa, ya que el tiempo no me da para apuntarme a ningún centro, más que nada porque me toca compaginar más de un trabajo por la precariedad que hay. Pero gracias a ti, ahora he descubierto la cantidad de cossa que me aporta el Yoga: flexibilidad, concentración, me serena, e incluso quiero que me sirva de ejercicio físico. Por supuesto esto va ligado a llevar una vida sana, que eso siempre lo he hecho, con respecto a la alimentación. Gracias por ser una fuente de inspiración, por mostrarte cercana y positiva aunque reconozcas que a veces a ti también te cuesta olvidarte de tus problemas en tu práctica.
Namaste
Diana


Responder
vanesalorenzo 6 julio, 2018

Hola Diana,
Qué maravilla que el yoga haya llegado a tu vida para quedarse y estés tomando de esta filosofía y disciplina física todo lo bueno que nos ofrece. Espero seguir leyéndote por aquí con tus experiencias y avances en el yoga.
Namaste,
V


Responder
Aquí y ahora, mi cuerpo y yo Hoy comparto contigo un pequeño experimento creativo. La postura del Sordo. Una asana que me permite conversar de forma íntima con mi cuerpo, un mindfulness restaurativo. Encuentro el alivio mientras expongo a mi cuerpo a un estiramiento de intensidad brutal. Me regalo Karnapidasana al final de mi práctica de yoga, antes de regresar de mi […] http://www.vanesalorenzo.com/2017/04/yoga-karnapidasana-mindfulness/ Hoy comparto contigo un pequeño experimento creativo. La postura del Sordo. Una asana que me permite conversar de... http://tinyurl.com/lacy7q2 http://www.vanesalorenzo.com/2017/04/yoga-karnapidasana-mindfulness/

VL NEWSLETTER

Suscríbete para conocer mis novedades y recibir contenido exclusivo